dvsn inyecta oscuridad y angustia a su segundo álbum de estudio: Morning After

El enigmático dúo canadiense dvsn –pronunciado como division- está de vuelta con su característico R&B, empañado de sensualidad, para su segundo álbum de estudio titulado Morning After y de la mano de su casa disquera OVO Sound perteneciente al mismísimo Drake.

 

 

 

 

 

 

Fotografía: Instagram @dvsndvsn

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Superar su debut discográfico es un reto inevitable para los músicos que comienzan en su trayectoria, y los productores canadienses han escogido incursionar en nuevos sonidos para lograrlo. En su última producción aparecen atmósferas sombrías y apesadumbradas maceradas en reverb, y ritmos distendidos, de timbres opacos por parte de Nineteen85. Todo ello enlazado mediante la potente y  a la vez delicada voz de Daniel Daley.

 

Encontramos a Daley rumiando los altibajos de un romance fallido, revisando sus fallas, mientras que busca algún tipo de solución, no solo con la pareja, tácita o previa, sino consigo mismo. No es claro si alguna vez la encuentra ¡Justo como en la vida!

Los productores oriundos de Toronto empezaron a fomentar el hype lanzando una variedad de tracks antes de la publicación del LP, comenzando con “Think About Me”, luego “Don’t Choose Me” y cercano a la fecha de estreno del disco, “Mood”, con un videoclip oficial.

 

Las imágenes promocionales y tráilers, con escenarios nocturnos y mujeres convenientemente escasas de ropa, transportan inmediatamente a la esencia del material. Sin haber escuchado el disco, por intuición se sabía que estaríamos de cara a un sonido más dramático, sensual y sombrío. 

 


Morning After
cuenta con composiciones con diversos instrumentos como teclados, percusiones, sintetizadores, guitarras, entre otros, mezclándose entre sí a la perfección para encajar en la narrativa y acariciar nuestros oídos.