Noches africanas en Santiago: Carlomarco y su electro intercontinental

 

El contexto es una cosa complicada. Desde 2010, Chile ha experimentado un sensible aumento en la inmigración de personas africanas o afrodescendientes, lo que que establece el marco para la emergencia de nuevas oportunidades e indigestiones a nivel social. Aparecen nuevos mercados, surgen o se sedimentan prejuicios, se generan nuevos vínculos dependiendo de cada quién, mediadas todas por el hecho inescapable de la diferencia: la interacción entre personas que no hablan los mismos idiomas, de distintas costumbres y cuyas pieles reflejan tales o cuáles nanómetros de la luz visible.

 

 

 

Pese a la distancia geográfica, Latinoamérica y África tienen bastante en común, por ejemplo, el incómodo rótulo de “tercer mundo” y aquellos embrollos con el Imperio Español y Portugués desde el siglo XV y en adelante. En lo que respecta a la música, pareciera haber una singular sintonía entre los dos continentes. Ejemplo de ello son las producciones de Federico Palma – a.k.a. Carlomarco – a quien nos encontramos entre birra y birra, tomando Indian Pale Ale y un par de cervezas importadas una noche en el Barrio Italia.

 

Siempre aficionado a la música, sus gustos fueron acostumbrándose a la sensibilidad de rítmica y flow más africanos – pasando del virtuosismo y melodía predominante en la música occidental. Comenzando con los Corazones Rojos de los ineludibles pioneros del synth y la drum machine – Los Prisioneros – pasando por la MC española del “gancho perfecto”, Ari, hasta llegar al Doo-Bop de – ajá – Miles Davis. Desde esas alturas, buscando el origen de aquellos sonidos, pudo ver un poco más allá de los afro-americanismos universales del Hip-Hop y el Jazz para entrar más de lleno en un África en pleno proceso de globalización, pero con una singular pureza en sus sonidos y sentimientos: El África de William Onyeabor y Msafiri Zawose.

 

Cuando era chico y llegó el momento de escoger su tribu se decantó por el rap, afición que persigue hasta formar un proyecto de Hip-hop, Noctambulus. Ahora, tras un buen trecho de producir hip-hop y mezclar, no quería aparecer como un deejay más de esos que ponen tech-house, que se le hacía más bien aburrido. Así es que, Influenciado por la oleada de música bass de 2012 y en busca de una pluralidad discursiva, étnica, estética, cultural, decide volcar todos sus referentes en música africana en sus pistas. Que por cierto agarran al público perfectamente desprevenido, aunque ha recibido muy buenas reacciones.

 

 

Reconoce que, en su trabajo como productor y DJ, predominan elementos “estrictos” o, si se quiere, de los más accesibles de la cultura musical africana. Esto, sin embargo, no es su intención final: más que presentar un concepto sólido y delineado o un cliché del continente y sus gentes, África es sólo una excusa, cuyos matices y voces emplea para promover un conocimiento de una pluralidad, de múltiples manifestaciones que no pueden ser agotadas con samples de tambores y ritmos. De múltiples África, gentes, costumbre y sensibilidades.

Para lograr este emprendimiento social y cultural, organiza el evento “Noche Africana”, junto a un grupo de amigos con gustos afines, a saber, Paulopulus (también miembro de Noctambulus), Christian de Leiva (diseño y escenografía) y Pableiro (productor de World Music). El objetivo es crear una escena chilena en intensa actividad, con un nuevo sonido, nueva música y nuevas riquezas culturales, en colaboración con artistas de otras nacionalidades.

 

Vemos que las invitaciones a estos eventos, redactadas también en Creole, apelan también a las comunidades Haitianas de la ciudad. Y esto es porque Carlomarco pretende dar un paso más allá de la fiesta, la mezcla y remezcla, para tener un impacto social y comunitario, fomentando un espacio de co-creación junto a las comunidades africanas y afro-descendientes en Chile. Para Marzo del presente año, anuncia que la Noche Africana tome un giro hacia la promoción cultural.

 

Si deseas saber más de los sonidos africanos de este artista, puedes encontrar su DJ Set que grabamos para Live In Santiago 002 aquí: